junio 05, 2008

Air Berlin denuncia el abuso del catalán y la discriminación del español

Su director afirma que "el castellano ya no es una lengua oficial" tras recibir una recomendación del gobierno balear para que introduzca el catalán.

"Hoy el castellano ya no es una lengua oficial", afirma tajante Joachim Hunold, director general de Air Berlin en el editorial de la revista Air Berlin Magazín, a disposición de todos los usuarios de la compañía durante los vuelos. "Hay pueblos de Mallorca en los que los niños ya no hablan el castellano. En las escuelas, el castellano es una lengua extranjera más", añade. Con esta carta dirigida a los pasajeros, Air Berlín, una de las principales compañías aéreas que opera en las Baleares, denuncia la situación que, según la aerolínea, sufre el castellano en pro del catalán.


Todo empezó cuando la directora general de Política Lingüística, Margalida Tous, envió a Air Berlin y a otras compañías aéreas con destinos a las Baleares, una carta instándolas a utilizar también el catalán en sus comunicaciones con sus clientes. "Me pongo en contacto con usted para manifestarle el interés que el Gobierno de las islas baleares tiene en garantizar un uso adecuado de las lenguas oficiales del archipiélago en las comunicaciones que su compañía establece con los ciudadanos que escogen Air Berlín para hacer sus desplazamientos", empieza la misiva.

"¿Les tengo que dar cursos de catalán por decreto a mis empleados? ¿Y los que vuelan a Galicia o al País Vasco querrán que nos dirijamos en gallego o en vasco? ¿Es que ya no hablan en castellano?", se pregunta Hunold. "La partición de España en nacionalismos regionales es de hecho un retorno a los mini estados medievales. Hasta ahora me pensaba que vivíamos en una Europa sin fronteras", remata. El editorial va acompañado con una viñeta que reza en un alemán castizo: "Si vinieran a Baviera los catalanes estos, tendrían que hablar el bávaro. ¡Maldita sea!".

El Gobierno balear no se explica la réplica pública de Air Berlin a su petición para que la compañía incorpore el uso del catalán. "Lamentamos que una carta hecha con espíritu constructivo haya tenido esta interpretación errónea", afirman desde la dirección general de Política lingüística. "El presidente Francesc Antich está preocupado por este tema y sorprendido porque existen unas relaciones correctas con la compañía. Piensa que no se ha interpretado bien el espíritu de colaboración de la carta y hablará directamente con Joachim Hunold para reconducir la situación", añaden.

De hecho, en la carta se insta a Air Berlin a "garantizar que la atención al público que se ofrece personalmente, la documentación escrita, la web, las instrucciones a los pasajeros de abordo, etc, se hagan en catalán, de la misma manera que se hacen en otros idiomas". Además, ofrece "la posibilidad de establecer líneas de colaboración para incorporar el catalán en la atención a los clientes de la compañía".

Air Berlín insiste en el hecho de que "el director ha ejercido su libertad de expresión", según afirma Álvaro Middelmann, director general de Air Berlin de España y Portugal. Argumenta que el conflicto entre el castellano y el catalán "es una realidad" y pone de ejemplo el hecho de que no se quiera "aplicar la tercera hora de castellano en Catalunya". Y afirma que "el castellano está siendo discriminado en ciertos puntos de España". "Air Berlin es una compañía europea, que quede bien claro, y debemos garantizar la lengua común de todos los españoles". Es por esto que consideran que la introducción del catalán "sería un agravio comparativo con otras regiones y es inasumible".

El departamento de Política Lingüística afirma que en ningún momento "la carta habla de sancionar ni obligar, sino que ofrece la colaboración del gobierno para mejorar el servicio de la compañía y a la vez se le recuerda que el catalán es oficial en las islas y que tiene muchos clientes baleares". Las mismas fuentes explican que hasta ahora ninguna otra aerolínea se ha puesto en contacto con el gobierno balear para quejarse de sus recomendaciones lingüísticas.

» Información facilitada en La Vanguardia por el lector David Claramunt

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Herr Joachim Hunold, por cauces de olvidada sensatez

Opusprima dijo...

"Hoy el castellano no es una lengua oficial". Claro, pero no por culpa del catalán. Amiguitos, ¿cuántos niños de cuántos pueblos baleares sólo hablan aleman?

Con la editorial de este articulito se ve bien la tendencia fascista germanófila de ciutadans y sus cuatro seguidores.

Aufidersen.

Anónimo dijo...

¿Publicar una opinión de alguien de nacionalidad alemana, o incluso estar de acuerdo con ella, le convierte a uno en 'fascista germanófilo'? Ja, ja, señor opusprima, es usted un cachondo.

¿Sabe usted quienes son los que practican día a día actitudes totalitarias? Los gobernantes que, desde el poder, intentan imponer a la población el uso de una lengua, en lugar de dejar que cada uno elija la que le parezca.

A mí me da igual la lengua que hablen los niños en sus casas, ya sean de Baleares, de Alcorcón o de Massachusetts. En cambio, me molesta sobremanera que los gobernantes en lugar de cumplir la ley jueguen a la ingeniería social en nombre de entelequias como 'pueblo' o 'nación'.

(Siento mucho tener que responderle desde el anonimato, señor opusprima, pero mantener estas opiniones en público en ciertos ambientes de la sociedad catalana conlleva, digamos, un cierto riesgo social)

Vaya usted con Dios.

Opusprima dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con usted señor anónimo. Pero aquellos a los que usted critica por sus maneras totalitarias no dejan de ser igual que ustedes, con la diferencia que ellos defienden el catalán y ustedes el castellano. Pero son lo mismo, si estuvieran en el poder pasaría lo contrario.

Anónimo dijo...

Ciutadans, desde su nacimiento, defiende el bilingüismo, señor opusprima.