enero 24, 2008

La cuarta vía de Rosa Díez

A la propuesta electoral que Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía ofreció al electorado catalán para romper el cerco nacionalista en las pasadas elecciones autonómicas, haciéndola extensible a todo el territorio español, se suma ahora un nuevo partido (UP y D), liderado por Rosa Díez con similares intenciones que concurrirá en solitario a las elecciones generales del próximo 9 de marzo.

La salida al ruedo político de Ciudadanos de Cataluña fue recibida con críticas y ataques feroces por parte de amplios sectores de la intelectualidad con acceso a los medios de comunicación, a los que se suponía libre pensadores y por ello, contrarios al pensamiento único en el que el mundo oficial de la política tiene sumergida la opinión de los españoles, que solo pueden ejercer votando a las variantes de una clase política con una única oferta: Mantenerse en el poder a cualquier precio, aunque éste sea, como se constata a diario, alcanzar la gobernabilidad con pactos que han derivado en desigualdades de derechos y servicios básicos entre los ciudadanos "antiguamente" reconocidos por la Constitución, para contentar la voracidad excluyente y nunca satisfecha de los nacionalismos periféricos.


Los argumentos esgrimidos contra la tercera vía política representada por Ciudadanos, de lerrouxismo y extrema derecha, coreados en todos los medios de comunicación, no solo eran falsos, pues ni sus fundadores ni sus programas de apoyo a la Constitución española, a la profundización de la democracia y a la igualdad de derechos para todos los españoles (por citar solo algunos de sus puntos programáticos) en nada eran sospechosos de tales atribuciones, sino más bien pueden interpretarse por miedo a que el "corralito" formado por los partidos nacionales y los nacionalistas de las diferentes autonomías, dejaran de ser los únicos gestores de un estado gubernamental generoso con los intereses particulares de su clientela política y ésta se resentiría de las prebendas recibidas en todo este tiempo si el arco parlamentario se abriese a novedades políticas y propuestas afines a una gestión que implemente el bien común y por tanto la solución de los problemas que afectan al ciudadano sobre el bien particular de los sectores que viven y/o se benefician del actual estado de desgobierno de la nación.

Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía recabó el apoyo suficiente para obtener tres parlamentarios en la Generalidad y la expectativa de perfilarse como tercera vía política en España; así lo manifestó Fernando Savater con su apoyo al partido de origen catalán y su predisposición a organizar desde el País Vasco, una alternativa integradora para concurrir a las elecciones generales del 9 de marzo con las premisas políticas defendidas por Ciudadanos en Cataluña.

Ese proyecto - en principio integrador - fue tomando forma en los últimos meses de 2007 para culminar en un nuevo partido (UP y D) liderado por Rosa Díez como figura de atracción electoral y por Fernando Savater como paladín del mismo pero sin su participación en las listas electorales, esta vez y hasta el momento sin la perturbadora coreografía de los desafectos.

Teniendo en cuenta la legitimidad que ampara a los ciudadanos para organizarse y aspirar a la participación democrática prevista por el sistema electoral, la aparición de dos nuevos partidos no debería plantear ningún problema, al contrario, debería celebrarse como sana circulación de las ideas que garantiza el pluralismo necesario de una democracia, ya sea ésta representativa o participativa.

Lo que debe llamar la atención no es la aparición de una tercera vía política, alternativa a una clase política enquistada, sino la falta de consenso de los nuevos partidos procedentes de la misma raíz reflexiva (Apoyo a la Constitución, Profundización de la democracia, Igualdad de derechos para todos los españoles) e incapaces de llegar a acuerdos para concurrir coaligados a las próximas elecciones generales.

Si el ciudadano entiende, asume, apoya y aprueba la necesidad de abrir el arco electoral a nuevas opciones como indicaron los votantes de Ciudadanos y están indicando los apoyos a los actos de ambos partidos, lo que se presenta más difícil de entender es el disenso entre ambas formaciones políticas.

Rosa Díez zanjó la falta de acuerdo con Ciudadanos el verano pasado, aduciendo que no podía ir a las elecciones con un partido que en su segundo congreso definió su línea política de centro izquierda y abundando en las definiciones, estos días preelectorales su primero de lista por Soria dice que en UP y D no son de izquierdas ni de derechas, tal vez más de un ciudadano se pregunte: ¿De qué son? ¿Acaso renegar de una u otra ideología ofrece la garantía de ser mejor? O ¿ No querer reconocerse en una ideología puede ser la excusa para borrar el pasado ideológico de cada uno?. Rosa Díez fue parlamentaria europea por la izquierda, se desafilió del PSOE y ¿Por qué? ¿Porque ya no quiere ser de izquierda? O ¿Porque el PSOE no representa sus ideales de izquierda?. Sola y sin partido, figura conocida y pública debido a su militancia en el PSOE cabe preguntarse : ¿Necesita un partido a su medida para rentabilizar políticamente la posición que consiguió desde su militancia en el PSOE? ¿Cuando rechaza la confluencia con el centro izquierda está diciéndonos que necesita un partido para seguir influyendo en la política y que no va a exigir D.N.I. ideológico a los militantes que le ayuden a llegar al Parlamento Español?.

Mientras Rosa Díez no elabore una nueva ideología, sus militantes llevarán a su partido su pasado y necesariamente serán de izquierdas, de derechas, liberales o inconformistas con todas las ideologías conocidas, incluso con su ex-ideología.

El rechazo a ir a las elecciones con Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía no se explica con tanta simpleza como la que expresó Rosa Díez en el verano. Deberíamos reflexionar sobre las preguntas anteriores para que las excusas aducidas por Rosa Díez y su partido para no ir a las elecciones en coalición con Ciudadanos no ensombrezcan una tercera vía que es necesaria a la democracia española, pero la necesidad no ha eximido a Rosa Díez de cometer errores porque un error de alto voltaje ha sido excluir a Ciudadanos de su tercera vía y en consecuencia, en vez de sumar esfuerzos para un programa común, suma siglas y por efecto de la exclusión de Ciudadanos, su vía ya no es tercera sino cuarta y divisoria, cuando podía haber sido tercera y multiplicadora de votos si no primara más llegar al Parlamento con su persona que meditar serenamente la construcción de una alternativa transversal, es decir, inclusiva de las definiciones explícitas afines y capaz de defender un programa común, actitud más sana que la ambigua y más peligrosa negación ideológica de la que hacen gala algunos de los integrantes de sus listas.

El partido político Unión, Progreso y democracia (UP y D) nace lastrado por una división incompresible para los ciudadanos que se entusiasmaron con la apertura electoral ante la aparición de Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía (C´s), llamado a ser una alternativa digna de votarse. Esos mismos ciudadanos se encuentran hoy con la posibilidad de votar una política cercana a sus expectativas de cambio pero dividida y potenciadora de una sensación de "voto inútil", cuando la unidad hubiera sido un referente para superar el concepto de "voto útil" y empezar a votar con esperanza.

Carmen C.

» Ver Carta abierta a Rosa Díez de Fernando Landecho (candidato de Ciudadanos por Madrid)
» ABC: "Marichalar provoca dimisiones"

11 comentarios:

luis-madrid dijo...

landecho fue elegido por primarias, cierto. en ellas votaron 75 afiliados para 50 puestos en la lista lo que da una idea de la fuerza de la agrupación de madrid, la segunda más numerosa del partido como dice en la carta de libertaddigital.

el tal javier romero se presento al senado por el psoe en 2004. después se afilio a c´s y se intento presentar a numerosos cargos sin ser elegido. luego también se afilio a upyd y consiguió ser uno de los senadores por soria, puesto tremendamente codiciado, a pesar de vivir en madrid. ahora rivera le ficha para c´s aunque nadie sabe si sigue afiliado a c´s, upyd, el psoe o a los tres al mismo tiempo. suerte con su nuevo candidato.


información objetiva que ustedes pueden comprobar

Anónimo dijo...

No es exacto lo que dices, luis-madrid: en las primarias de Madrid se votó primero para el número uno, y se eligió a Landecho en lugar de al otro candidato. El resto de la lista va aparte.

La agrupación de Madrid tiene cientos de afiliados. Es cierto que hubo escasa participación en la votación, sin duda, pero menos participación hay en los partidos que no hacen primarias.

Anónimo dijo...

Lo de Javier Romero sale también publicado en ADN:

Un candidato de UPyD al Senado por Soria abandona al partido y se afilia a C's

Dice que su repentino abandono de las filas de UPyD "no implica", según ha asegurado el propio Romero, que se acabe integrando como candidato las listas electorales de C's, aunque sí ha decidido darse de alta como militante del partido que preside Albert Rivera.

Polites dijo...

Estimado luis-madrid: le he hecho caso y me he puesto a comprobar los datos aportados en su comentario. Como lo de las primarias ya ha sido contestado, me centraré en lo que afirma usted acerca de Javier Romero.

Según el artículo de ADN que cita el compañero del anterior comentario, el nombre completo del señor que acaba de abandonar UPyD para afiliarse a Ciudadanos es Javier Romero Pascual.

En cambio, el que se presentó al Senado con el PSOE por Soria se llama Francisco Javier Romero Benito. Lo puede usted ver aquí.

O sea, que, como puede comprobarse, la información que usted suministraba es objetivamente falsa, así como sus elucubraciones posteriores sobre la doble o triple militancia de Javier Romero Pascual.

Un saludo

Luis dijo...

Estas discusiones y el hecho de que C's y UPyD no se presenten juntos va a perjudicar a todos aquellos que queremos que esta costra se acabe.


Para evitar que el sistema electoral penalice propongo que:

Si eres de Barcelona vota a C's
Si eres de Madrid vota a UPyD

----> PÁSALO

Anónimo dijo...

Pues lo siento, luis, pero yo soy de Madrid y voy a votar a los Ciudadanos, porque el partido de Rosa Diez no me acaba de convencer. La admiro mucho a ella (y a Savater), pero ha hecho un montaje demasiado personalista y creo que se le han colado muchos elementos que solo van a figurar, como el tal Marichalar.

Raúl Gómez dijo...

Yo también soy de Madrid y votaré a C's. El daño que supone el tener dos formaciones con una ideología similar y recalco lo de similar, es considerable pero el proyecto es a largo plazo y las cosas caerán por su propio peso. Yo confio en C's mientras que UPyD me ha hecho desconfiar desde que fue creado, no entiendo las razones que esgrimieron para no unirse a C's ni las que les llevan a afirmar cosas como que este es un partido catalán.

Raúl Gómez dijo...

Yo también soy de Madrid y C's me parece la opción más honesta, aún cuando respeto a Rosa Díez pero creo que ha cometido algunos errores de base del tipo de los que pretende renegar. Un supuesto voto 'útil' deslegitimaría el proyecto de una tercera vía en este país.

Marta dijo...

Esas guerras numéricas de afiliados son absurdas porque los resultados se ven en las urnas y punto. En todo caso, siendo del PSOE o no, el tal Romero si es el mismo que hoy dice arre y mañana so. Pero en fin, cada uno elige lo que le parece y esta guerra es absurda.

Rosa Díez sólo habla de C´s cuando le preguntan y trata de esquivar el tema por no herir y por no enfrentarse a la decisión tomada, tb es cierto. Pero es que vosotros no paráis con el raca-raca de UPD. Vale ya, ¿¿no??. Dad caña a los adversarios políticos de verdad y dejad en paz a la UPD y que cada uno cargue con sus culpas. El 10 de marzo, estoy segura, empezará un futuro en común para ambos pase lo que pase. Que es lo que todos deseamos.

Hasta entonces, vale ya de cartitas en LD, mensajitos y de fichajes-estrella (juasjuas) de afiliados que se fueron anteayer y ahora vuelven y demás que parecemos niños pegándonos.

Suerte de verdad pero vale ya de idioteces, porfavor.

Saludos!

Pablo dijo...

De acuerdo con Marta, dejémonos de guerritas y de peleas entre C's y UPD.

Pero me parece bien que se haya aclarado el bulo del primer mensaje intentando descalificar a Javier Romero diciendo que era del PSOE (por cierto, nadie ha dicho que fuera un fichaje estrella).

Hala, suerte a todos y caña al nacionalismo.

Mares dijo...

Muchas gracias por tus reflexiones, Carmen C. Es un artículo muy interesante. Esperemos que la cordura y el sentido común acaben imponiéndose porque copiar discurso, atribuirse méritos y demás tonterías no conducen a nada positivo.
La oportunidad histórica que suponían estas elecciones para una tercera vía, ha quedado reventada por egos y personalismos. Tendremos que armarnos de paciencia y sufrir esta vuelta de noria totalmente innecesaria. Ciudadanos seguirá, aquí estaremos.