enero 28, 2008

Los nacionalistas se preparan para sacar rédito de su apoyo al próximo Gobierno

No lo dice C's, lo dice El País en una serie de artículos que publica hoy, en los que repasa las candidaturas y la estrategia de los partidos nacionalistas de cara a las próximas elecciones.

La consigna es esta: al Congreso de los Diputados hay que ir con amplitud de miras, sin comprometerse con nadie a priori, y dispuesto a apoyar al partido que gane las elecciones a cambio de las mayores contraprestaciones posibles, ya que lo hará, según las previsiones, sin mayoría absoluta.

» Al Congreso, sin prejuicios

Convergència i Unió y Esquerra Republicana van armados con el nuevo Estatuto con vistas a la nueva legislatura que se abre tras el 9-M. El cumplimiento íntegro de su articulado, a menos que una sentencia en contra del Tribunal Constitucional lo desbarate, será la principal exigencia de ambas formaciones catalanistas. Y su desarrollo legislativo va ligado al logro de un sistema de financiación cuyo resultado sea equiparable al del régimen foral, reivindicado hasta por los socialistas catalanes.

» Buenas formas para nuevas exigencias

El PNV intentará rentabilizar al máximo sus escaños en el caso previsible de que ni José Luis Rodríguez Zapatero ni Mariano Rajoy consigan la mayoría absoluta. Esta ha sido la pauta de conducta peneuvista desde el retorno de la democracia y no tiene visos de sufrir alteraciones. Según aseguran sus dirigentes, el criterio definitivo para pactar no será la mayor sintonía con los socialistas o los populares, sino "las contrapartidas que se pongan encima de la mesa".

» El enfoque utilitarista del PNV

Los nacionalistas gallegos aspiran a recuperar el tercer escaño que perdieron hace cuatro años, y de paso esperan convertirse en la llave del próximo Gobierno de España. Fuentes del BNG, socio de los socialistas en la Xunta, califican de "prácticamente imposible" un acuerdo con un PP necesitado de pactos para entrar en La Moncloa, así que esperan convertirse en necesarios para que José Luis Rodríguez Zapatero sea presidente. Ofrecen al PSOE un acuerdo para toda la legislatura, no sólo en la investidura. A cambio, tienen su lista de peticiones, como la transferencia a la Xunta de Salvamento Marítimo y un 8% de la inversión anual en infraestructuras para Galicia.

» El BNG sueña con un pacto de legislatura

La pregunta es: ¿quedará algo para los ciudadanos españoles a secas, o tendremos que conformarnos con las migajas, como es habitual?

3 comentarios:

Un hombre de campo dijo...

Si alguien quiere mas dinero para un territorio, debería estar obligado por ley a proponer qué otro territorio debe recibir menos ,para que los representantes de este último pudieran alegar algo, ya que estarían afectados (es una idea).

Anónimo dijo...

Una cosa buena que tienen los nacionalistas es que hablan claro. Lo malo son los otros, los PINS del cuerpo infectado (PP y PSOE), esos ya deben estar haciendo sus cuentas para ver cuanto les podran dar a los nacionalistas para pactar. Lo que pasa es que esas cuentas son cuentas oscuras que no se atreven a hacer públicas...

Ciudadanos al Copngreso, no mercanchifles!

Armando dijo...

Entonces, esos infectados, que tendrian que hacer para actuar bién? Que actitud tendrían que tomar ante la perfídia nacionalista periférica?